Breve historia del coaching

Usualmente, los programas de coaching coercitivo son promovidos bajo la etiqueta de una nueva tecnología desarrollada en universidades o por autoridades en el campo del desarrollo humano.
La realidad es diferente (y más antigua) que eso.

El primer antecedente de este tipo de programas fue creado por Alexander Everett, clérigo de origen británico emigrado a Texas, quien en 1962 desarrolló el programa conocido como Mind Dynamics. Alexander declaró haber creado su método influido por varias corrientes de pensamiento como el trabajo de Edgar Cayce, la teosofía, el rosacrucianismo y el Método de Control Mental de Silva. Aunque fue el primer antecedente de los programas actuales, no estaba caracterizado por los abusos que son notables en los programas a los que dio origen.

William Penn Patrick, quien en esa época operaba un esquema de pirámide fraudulento llamado Holiday Magic, tomó algunas ideas de Mind Dynamics y fundó Leadership Dynamics. A diferencia de su antecesor, Leadership Dynamics se caracterizó por su brutalidad, manifestada en abusos psicológicos y físicos hacia los participantes. Incluso llegó a conocerse con el sobrenombre de The Pit (la fosa). Leadership Dynamics llegó a un prematuro fin debido a las múltiples demandas a las que tuvo que enfrentarse.
Leadership Dynamics fue el campo de entrenamiento de donde salieron las dos figuras más influyentes y que darían a los programas de coaching coercitivo su forma actual: Werner Erhard y John Henley.

EST
Jack Rosenberg, un ex vendedor de autos usados y enciclopedias, nacido en Filadelfia, cambió su nombre a Werner Erhard en 1960, cuando abandonó a su esposa y viajó a Missouri y posteriormente a California. Durante la década de los 60’s, Erhard estuvo vinculado con L. Ron Hubbard y perteneció a la Iglesia de la Cienciología (la cual, años después, lo acusaría de tomar algunos elementos de su doctrina para incorporarlos en sus enseñanzas, como la idea de “ser la causa” de todo lo que nos sucede), así como con Leadership Dynamics. Incluso, al considerar el éxito de Hubbard, Erhard pensó en crear su propia religión, aunque al final se decidió por un modelo educativo, para llegar a un mercado más amplio.
Leadership Dynamics y en menor medida la Cienciología fueron las principales fuentes de donde Erhard obtuvo elementos para crear, en 1971, Erhard Seminars Training , o est, que por alguna razón se escribe con minúsculas. Est, que ya presenta el modelo básico de los cursos de coaching coercitivo (aunque de una duración más larga), logró un gran éxito durante cinco años, pese a algunos episodios desfavorables, como ataques de psicosis en algunas personas, la muerte de James Slee, un participante (que no llegó a juicio gracias a un acuerdo extra-judicial), y acciones legales por evasión de impuestos.
En 1991, est fue investigado por el programa de televisión 60 Minutes. El reportaje fruto de esa investigación fue devastador para la organización, ya que se revelaron algunos sórdidos detalles de la vida de Erhard, como la supuesta violencia doméstica e incesto en Filadelfia, durante su primer matrimonio. Poco tiempo después, Erhard huyó a Costa Rica, de ahí a la entonces Unión Soviética, y por último a las Islas Cayman.

Est cambió su nombre a Landmark Forum, y reestructuró su programa (en lugar de un programa largo, varios “niveles” de menor duración, y la adición de programas complementarios). Bajo el liderazgo de Harry Rosenberg (hermano de Erhard), Landmark se ha expandido, con gran éxito, por un gran número de países, incluyendo México, donde se ofrece el programa tanto en el Distrito Federal como en Baja California.

En la actualidad, Landmark Education se encuentra aún bajo control parcial de Erhard.

Lifespring
John Hanley, un sociólogo que ya había sido procesado por fraude en Iowa en 1969, y quien había estado involucrado en Leadership Dynamics, creó en 1974 Lifespring. En realidad, Lifespring era en esencia una copia exacta de Landmark Forum.
Durante los 15 años que Lifespring impartió programas de entrenamiento en Estados Unidos, fue objeto de más de 30 acciones legales en su contra, por daños emocionales, fraude, inducción de estados de psicosis y suicidio. Otros casos más, como el de Gail Renick, quien fue convencida durante el programa que no necesitaba su medicina contra el asma y falleció a consecuencia del engaño, fueron resueltos mediante acuerdos extra-judiciales.
Debido a las constantes acciones legales en su contra, y a la cobertura de los medios de comunicación, Lifespring dejó de operar temporalmente, dejando multitudes de «graduados» dispuestos a continuar el proyecto por su propia cuenta.

En Argentina
Uno de estos graduados fue un argentino de nombre Gabriel Nossovitch, quien en 1995 volvió a Argentina y fundó ArgentinaWorks, copia exacta de Lifespring. En una nación en medio de una crisis económica y política, ArgentinaWorks logró un gran éxito durante varios años, hasta que en el año 2000, Telenoche Investiga, un programa de reportajes de investigación, emitió uno sobre ArgentinaWorks que, aunado con las divisiones internas que ya existían, además de que se volvió evidente que las autoridades actuarían, eventualmente ocasionó el fin de las operaciones en Argentina.
Lo que siguió fue la expansión a otros países de Latinoamérica: Nossovitch intentó recrear el éxito de ArgentinaWorks en Chile, pero la cercanía de este país con Argentina, además del escrutinio de la prensa, evitaron que lo lograra. Después de una breve estadía en Chile, Nossovitch viajó a México, en donde fundó MexWorks, que ha logrado un gran éxito en la Ciudad de México y en Guadalajara. De acuerdo con la información disponible, Nossovitch ya no está involucrado directamente con MexWorks, ya que actualmente opera, junto con otra “graduada” de Lifespring, Lisa Kalman, WorldWorks en Estados Unidos.

Esteban Garbino, uno de los antagonistas de Nossovitch dentro de ArgentinaWorks siguió una ruta similar: después del escándalo que llevó al cierre de ArgentinaWorks, fundó Grupo Uruguay Humano, con muy limitado éxito. Sin embargo, Nossovitch ya había encontrado un mercado muy favorable en México, lo que llevó a Garbino a viajar a nuestro país e iniciar Grupo México Humano en 2002.
A pesar de ser los más exitosos en nuestro, MexWorks y GMH tienen competencia: Landmark Education (antes Erhard Seminars Training) tiene una pequeña presencia en el Distrito Federal y en Baja California. Un grupo similar, NXIVM, de Keith Rainiere opera en León, Guanajuato. Y también han surgido clones, creados por graduados, como Coaching Tequio y Desafío Monterrey.

Borrando las huellas
La única diferencia que hay entre Landmark Forum, Lifespring, ArgentinaWorks y todos los grupos que le siguieron es el idioma, ya que los procesos y métodos son exactamente los mismos.
Sin embargo, en Latinoamérica estos grupos se han esforzado para ocultar sus orígenes. Se promocionan afirmando que su “tecnología” fue desarrollada en universidades por autoridades en el campo del “desarrollo de la consciencia”, aunque nunca se mencionan cuales son las universidades en cuestión, y se mencionan nombres como Fernando Flores, filósofo y ex secretario de estado chileno que colaboró con Erhard en algunos proyectos (aunque no en el desarrollo de est), y Humberto Maturana, biólogo también chileno, cuyas teorías tienen una relación muy vaga con las prácticas del coaching coercitivo.

Mi pregunta es, ¿porqué estas organizaciones ocultan, de manera consciente, los orígenes de su propia tecnología?

5 Comentarios

Añadir un comentario