COACHING COERCITIVO, EL NEGOCIO DEL SIGLO

Rápidamente la voz amigable, de quien dijo llamarse Susana, se tornó antipática al comprobar que la persona del otro lado del teléfono no era conocida. ¿Quién sos? ¿Qué querés? ¿Cómo conseguiste este número?, preguntaba sin pausa la nerviosa mujer. “Quiero averiguar por un curso de psicología grupal”, alegué, pero la ofuscada dama me replicó: “yo no sé nada de eso. Acá damos cursos de literatura y sólo se accede por invitación”. Por lo que ella dijo, en ese lugar se dictan más que exclusivos e inofensivos cursos literarios. Sin embargo, hay quienes denuncian que allí -un local ubicado en Alte. Brown 959 (justo enfrente del Municipio de Morón)- funciona Visión de Vida, un taller de coaching coercitivo, o según indican los especialistas, “un negocio redondo que daña seriamente la psiquis”.
Pero, ¿qué es exactamente Visión de Vida? Es una de las empresas de coaching coercitivo que se establecieron en la provincia luego de la ruidosa caída de las “empresas madres”, como Argentina Works e Interpersonal Coaching Group, arraigadas en Capital Federal.
Este tipo de grupos que lucra a partir de la vulnerabilidad psíquica de las personas, ofrecieron un cambio total de la personalidad a fin de alcanzar el triunfo, a través de tres niveles cuyos precios se van incrementando. Además, los coacheados deben llevar conocidos para que se inicien en los talleres. Según los testimonios recogidos, Visión de Vida funciona hace aproximadamente 10 años. Al parecer, a cada grupo que hace la introducción al taller lo llaman Misión, ya en 2004 iban por la misión 22. “Quien dirige todo es Cristina Sánchez, junto a sus colaboradores
Aunque primero se emplazó en Ituzaingó se instaló definitivamente en Morón. Por fuera el ingreso es una puerta de blindex polarizado y dentro un pasillo totalmente negro. Eso sí, inmediatamente al aventurarse en esa especie de túnel, un joven se encarga de denegar el paso a pesar de que en una pared lateral del exterior se promocionan diversos cursos.

Víctimas de una trampa
Las personas que prestaron su testimonio a El diario se sienten atemorizados por el presunto poder de Visión de Vida, razón por la cual no se develará su verdadero nombre.
“Mi esposa acudió, por recomendación de una amiga, al primer nivel que duró tres días y salió $150 en efectivo”, relató Agustín de Ituzaingó. Sin embargo, esos tres días alcanzaron para que percibiera cambios muy bruscos en la personalidad de su mujer. “Me afectó emo-cionalmente porque mi señora comenzó a comportarse de una manera rara. Estaba hipersensible, se la veía muy vulnerable. Se alejó de sus seres queridos y no me podía contar lo que le pasaba”. También, recordó que su esposa se quedaba días enteros en ese lugar y “les prohibían contar lo que pasa ahí, además están obligados a llevar más gente”. Ante tal metamorfosis, Agustín se decidió a apartar a su compañera del grupo y comenzaron los problemas de pareja: “intentar que no haga el segundo nivel me trajo problemas con ella porque pensó que yo no quería sea feliz o que quería manejar su vida. Por suerte y gracias a la información que recabe, pude hacerle ver que el coaching de Visión de Vida era peligroso”.
Por su parte, una amiga de María comenzó el taller, pero su cruzada fue más ardua: “su madre, su tía y su prima (de 17 años) estaban involucradas en el curso. Las dos primeras hicieron el introductorio y la prima estaba apunto de hacer el 3ro. Gracias a la info que juntamos y a la ayuda de una psicóloga pudimos apartarlas y por los datos que nos proporcionaron el curso es exactamente igual a AW (Argentina Works) las tres personas leyeron el informe final de AW y dijeron que coincidía a la perfección con el que imparte Visión de Vida”.
En cambio, Florencia sufrió en carne propia la violencia del coaching coercitivo: “Realicé un taller vivencial que se trataba de hacer diferentes ejercicios, con varias pautas a seguir. Cuando salí del primer nivel estaba decidida a seguir pero algunos conocidos me hicieron dudar. Una de las cosas que no me gustó fue que un día tuvimos una reunión para organizar día y horario para el segundo nivel pero una persona no podía pedir los días en el trabajo y los coordinadores le dijeron gritando: “Pero cómo no haces nada para mejorar tu vida”. No me gustó que insistan tanto para que mienta, hasta le ofrecieron hacerle un certificado médico por enfermedad. El curso acudían más de 40 personas, es de 20 a 22 horas por día, no podemos contar nada de lo que se hace, hay que dar la palabra de confidencialidad”. El segundo nivel te cobran $300 y por último hay un tercer nivel que es la Misión. Había dos cosas que no me cerraban: tanta plata y la obligación de llevar gente. Para hacer el segundo nivel dieron una lista de 15 preguntas que había que responder antes de empezar, no me parecía que tenían que saber tanto de mi vida, hoy siento vergüenza y me pregunto cómo pude caer”.

Antecedentes
Las investigaciones hechas por Telenoche investiga y Hora Clave desmantelaron dos de las empresas de coaching coercitivo más importantes de Argentina, Argentina Works (AW) e Interpersonal Coaching Group (ICG), respectivamente. A través de estas denuncias mediáticas se supo que AW ganaba en plena etapa menemista entre US$ 1.500 y US$ 3.000 por persona. Además, se determinó que este tipo de prácticas representan un peligro para la salud mental ya que incluyen el lavado de cerebro para lograr su fin: lucrar.
El Licenciado Federico Resnik, coordinador de la Asociación Argentina de Lucha contra las Pseudociencias y parte del equipo que develó el chantaje, explicó que “en la Argentina Works se aplicó el coaching alienante o coercitivo, que no es otra cosa que el lavado de cerebro sin shampoo. Es tan extremo y directo que en 3 meses (a través de tres niveles) producen efectos en la base de la personalidad; es decir, manipulan nuestra realidad en condiciones que prácticamente resultan ser alienantes y sumamente estresantes. A los coacheados se les altera progresivamente la base del ser”.
“La reforma del pensamiento o cambio conductual se da en forma de juegos, mensajes, factores y situaciones que poco a poco van a ir lastimando nuestra personalidad en un punto tal en que los entrenadores (coaches) van a ir entrando en nuestra personalidad, y podrán dictarnos sus propios objetivos”.
Cuando las personas llegan a AW, se les advierte que estén preparados para transformarse en nuevas personas: transformarse uno mismo para transformar la realidad, negar el concepto de verdad para adquirir el concepto de poder, el cual comienza en poder sobre uno mismo, pero termina siendo poder sobre los demás individuos a los que se coachea”, continuó el Licenciado.
Resnik asegura que miles de personas fueron “humillados, sufrieron descompensaciones psíquicas o crisis emocionales severas”, eso sin olvidar a “los familiares, novios, novias y amigos que observan cómo esa persona querida va perdiendo el ánimo que tenía antes de empezar el curso. Los que se someten al coaching de coerción y las técnicas de desestructuración de la personalidad sufren un vacío, el cual el coach podrá llenar con sus interpretaciones. El coaching tomado en extremo, puede ser nefasto y llevar al suicidio como se cree que posiblemente haya ocurrido en nuestro país”.

El negocio
Resnik lo denominó como “la sectas del siglo XXI”, porque “es un grupo que utiliza técnica sectarias y se valen de técnicas con-ductistas, de Gestald, de retiros espirituales, de New Age y hasta de hipnosis, para lavarte el cerebro en 4 o 5 días. Hay cambios en la personalidad del individuo, concretos y reales. El lavado de cerebro funciona”, aseguró.
El especialista explicó que la misión del coacher “es reducirte a tu mínima expresión como persona, destruir tu yo, para después reela-borar una nueva personalidad. La idea del coaching coercitivo es matarte para volver a nacer, hay ejercicios que simulan la muerte del individuo y su renacimiento”. Estos personajes tienen un gran dominio de la oratoria, “son tipos duros que te van insultando a medida de que vas haciendo los ejercicios, te van retando todo el tiempo, tienen control del salón, del clima y de la música. La gran mayoría están capacitados. Hay mucha perversión en ellos: tienen total dominio de una persona, pueden pedirle cualquier cosa y ellos lo hacen, son como robots”. Por esa razón, para Resnik, “el coacher es el líder sectario, aunque no el dueño del negocio”.
“El tipo de personas que se acercan a estos cursos son el negocio, el secreto del éxito”. En primer lugar se acercan no por publicidad, sino por el boca en boca y por invitación de algún conocido, y ese va a ser empujado a que enrole a otras personas. “Cuando viene una amiga y te dice ‘hace este curso que es lo mejor que te puede pasar’, vos le vas a creer y vas a querer probar. Así funciona con una cadena de boca en boca, la gente se acerca por esto porque quien te lleva es tu mejor amiga, un familiar o tu novio que te engancha”.
En el primer encuentro los entrenadores te prometen -de una forma tajante y agresiva- que tu vida va a cambiar. El truco es librarse de las personas que pueden llegar a ser duras de enrolar. “Te insultan, si les contestas, te echan o te vas vos mismo porque no te lo bancas. Es una especie de selección de las personas que si pueden ser permeables a ser transformadas en el curso. Cuando te echan te dicen: “te echó de acá, vos no servís para nada y no queres transformar tu vida”, seguidos por toda clase de insultos. Ante tal reproche el resto del grupo queda impactados y es seguro que en ese curso nadie más se va a atrever a oponerse o a irse.

Según la Wikipedia
Los cursos de coaching coercitivo, también llamados coaching ontológico o entrenamientos de conciencia de grupos grandes (LGAT, por sus siglas en inglés), son seminarios de entrenamiento que afirman lograr un cambio profundo en la actitud de sus participantes. Este cambio es usualmente descripto como la adquisición de la capacidad de “lograr cosas extraordinarias” o como un “desarrollo de la conciencia”.

El espíritu GAP
1 El boom de AW fue entre 1996 y 1997. Cada curso Intro, con más de 300 personas.

2 La musicalización del salón es una de las principales armas de los coaches. Se seleccionan canciones cuya letra y música son efectivas para lograr los quiebres. De hecho, los DJ tienen programado al detalle cuándo pasar cada canción, cuánto tiempo y a qué volumen. Tan clave es la música que hasta han lanzado el CD con sus grandes éxitos.

3 Estafear es una de las palabras más comunes en el breve diccionario de la lengua workiana. Viene de “staff”, y significa participar activamente como colaborador del coach principal. Por ejemplo, “¿vos a cuántos estafeaste?”. Mientras más se estafea, más cerca se está del paraíso y del amor de los líderes.

4 El coaching alienante o de coerción es un término propuesto para diferenciarlo del coaching empresarial.

5 Los elementos indispensables para producir la coerción mental son los Juegos: por ejemplo Rojo-Negro, donde se induce a los participantes a un estado de emoción violenta, competencia y adrenalina. Factores: control de aire y calefacción (temperatura muy alta o muy baja), produciendo sed y ganas de ir al baño. Mensajes: se maneja el lenguaje directo apelando a emociones todo el tiempo. Los coaches se dirigen agresivamente hacia el público, propinando insultos o amenazando con expulsiones. Al rato les hablan tiernamente. Otro ejemplo es el cartel “qué pretendo no saber”. Situaciones: se crean constantemente en los seminarios las situaciones límite, como la “noche del Grial”. .

6 Cuando se expulsa a alguien durante el seminario, esto es usado como símbolo de poder del coach.

7 El espíritu GAP es magnificado por los Senior GAP, y se identifica al curso con la persona que más se destacó en sus cambios, o los cuadros que mejor representen el éxito, el dinero, la fama o parentesco familiar.

Por Cecilia Di Lodovico ceciliadilodovico@hotmail.com

9 pensamientos en “COACHING COERCITIVO, EL NEGOCIO DEL SIGLO

  1. Mandy Fe

    Ah.. solo hice el 1ro. y los mandé a pasear olimpicamente, les tiré toda la bronca que me guardé esos 5 dias intensivos, en los cuales te hace pasar hambre, porque dan unas galletitas de cuarta y gaseosa o infusiones. Esa es la cena mis queridos, $ 900.- pagué hace como 2 o 3 años, el primer taller o desastre que es este afano, son de cuarta. Hoy se me ocurrió goglear y encontré este maravilloso sitio, que dice todo lo que pasé, 5 dias de terror, pero salíe en avión de ahi… NUNCA MAS!!! Lo siento por los jovenes, mucho chusmerio, le cuentan el supuesto coach, todo lo que pasa, tiene gente de confianza en los fraudulentos tallers. Bueno.. para qué mas SON LADRONES DE GUANTE BLANCO!!!

  2. Mandy Fe

    Re felicitaciones, es así, son de lo peor, ladrones, verseros, golpeadores sicologicos. Gracias por este articulo y todo lo que publican, ojalá mucha gente se dé cuenta, hay muchos jóvenes y profesionales no tan jovenes en los talleres y no se dan cuenta!! De terror, cambian de lugar, usan seudónimos y lo de la musica, temperatura, todo eso es cierto, te hacen llevar amigas. Por suerte me dí cuenta el 2do. dia del 1er. curso, pasé a ser la oveja negra, ahora termino de cerrar mi circulo, yo sabia lo que hacia, pero me quedaba la duda, de 25 yo la unica que se daba cuenta de lo que hacian. De terror. Mil gracias. Mandy

Deja un comentario