SEIS MANERAS DE AYUDAR A LOS ADOLESCENTES A TENER EXITO

La revista Better Homes and Gardens solicitó a 47 adolescentes y jóvenes en Atlanta, San Diego y Kansas City, Missouri, a decir qué hicieron sus padres para ayudarlos a tener confianza a fin de realizar elecciones sensatas para su futuro. A continuación encontramos lo que ellos respondieron:

1. “Vengan a asistir a mi juego”. La presencia física habla mucho más alto que las palabras, dice Michael Riera, autor de Uncomon Sense for Parents With Teenagers (Sentido no común para Padres de Adolescentes). “Eso dice instantáneamente a su hijo que él es más importante que su trabajo”, dice Riera. Si el tiempo es un premio, pida a su hijo las fechas de los eventos e intente asistir a la mitad de los juegos.
Bonos: Cuando usted va a los eventos con su hijo, ustedes tienen algo en común sobre qué conversar.

2. “Denme responsabilidad”. Usted puede edificar la confianza y el respeto en sus hijos cuando les confirió las responsabilidades adecuadas a su edad. Por ejemplo, intente hacer que ellos sean responsables por la hora de ir a dormir o por cuidar de sus propias ropas. Una vez que ellos tengan la responsabilidad, dirán que no desean desilusionar a los padres. Meredith, de Atlanta, dice que lo peor que sus padres podrían decirle es “estoy desilusionado/a contigo”.

3. “Haga de la fe una prioridad en su vida”. Cuando se les preguntó sobre cuál era la mayor influencia en la vida de ellos, dijeron que la religión apareció en segundo lugar, debajo sólo de los padres. Michael O’Donnell, presidente de la International Family Life Insti-tute descubrió que las familias que siempre asisten a la iglesia tienen hijos con un nivel más elevado de bienestar emocional que las familias que no frecuentan la iglesia.
Bonos: Una base espiritual sólida ayuda a los adolescentes a enfrentar la presión del grupo.

4. “No me sobreprotejan”. Los adolescentes exitosos dijeron que sus padres no los protegían de cada tentación en el mundo – y ellos estaban felices por eso. “El principal motivo por el cual no bebo ni fumo es que nadie me prohibió hacer eso”, dijo Jennifer, una joven de San Diego.
Bonos: Los padres y los hijos aprenden a confiar el uno en el otro.

5. “Ayúdenme a establecer blancos”. Los adolescentes dijeron que los padres que los ayudaron a establecer y alcanzar blancos desde temprano les dieron una dirección.
Bonos: El establecimiento de blancos da a los adolescentes esperanza en el futuro.

6. “Oiganme”. Los adolescentes desean que nos concentremos en ellos – que nos centremos en lo que tienen que decir y no en lo que hacen. Riera dice que el mejor momento para conversar con sus adolescentes es en el auto o tarde en la noche; los adolescentes hablan más cuando están cansados y sus defensas están bajas.
Bonos: El oír puede hacer más fácil la tarea de los padres – no hay cómo imponer reglas si no hay una relación.

Extraído de la Revista GROUP.

Añadir un comentario