El que tiene oídos para oír, oiga.

« Volver a El que tiene oídos para oír, oiga.